Seguridad
GDPR
Protección de datos

GDPR: claves para un tratamiento correcto de los datos

Puede que aún quede menos de un año para la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, pero no vendría mal irse preparando para lo que está por llegar. Sobre todo, si su empresa utiliza datos personales, ya sean detalles de empleados o de sus clientes. El GDPR trae consigo cambios importantes en la manera de tratar los datos. Y de cada cual dependerá adaptarse bien o no a la nueva normativa.

Proteccion Datos Seguridad

Ya lo avisó Fernando Arrabal en aquella mítica intervención en uno de los múltiples programas de Fernando Sánchez Dragó en TV: “El Milenarismo va a llegar”. No es exactamente eso, pero sí el nuevo Reglamento General de Protección de Datos lo que se les viene encima a las empresas.

Da igual en qué sector trabaje la suya o en qué departamento lo haga usted: el GDPR le afectará igualmente. Si maneja, almacena o utiliza datos personales, ya sean de clientes o del personal que trabaja en la empresa, tiene que empezar a pensar en cómo se adaptará a esta nueva normativa.

Lo que trae el GDPR consigo

Si bien es cierto que su entrada en vigor no está prevista hasta mayo de 2018, sí que se recomienda no dejar las cosas para última hora. Cuanto antes se produzca la adaptación al nuevo reglamento, mejor.

Grosso modo, este nuevo reglamento deroga la antigua Directiva de 1995 y, por otro, se encarga de armonizar la legislación en materia de protección de datos en todos los países de la UE. Como se trata de una directiva y no de un reglamento, su aplicación es directa en el ámbito de la Unión Europea y no necesita de Ley nacional de trasposición o incorporación a los distintos ordenamientos jurídicos de los Estados miembros.

En definitiva, una nueva manera de tratar los datos dentro de la empresa. Y nadie queda al margen de esta tarea, repetimos. Pues uno de los grandes valores que trae consigo el GDPR es que reducirá el trabajo pesado que realizan los departamentos legales de las empresas, especialmente, en todo lo que respecta a la seguridad de la información e IT.

A partir del mes de mayo de 2018, la información personal deberá ser tratada de otra manera. De ahí la importante que es para cada empresa adaptarse lo antes posible a las exigencias del nuevo reglamento, de tal manera que la fecha límite no suponga una espada de Damocles conforme se acerque dicha fecha.

Por qué no perder tiempo

Ahora, ¿por qué no hay que perder tiempo y adaptarse ya a la nueva normativa de tratamiento de datos? Porque la cantidad de datos que manejan las empresas es cada vez mayor. Datos que exigen un tratamiento exhaustivo de cara a cumplir con lo expuesto en la nueva normativa.

Y también por una cuestión de seguridad: la cantidad de fugas de información personal que han sufrido las empresas que la guardan o procesan ha crecido a una tasa alarmante en los últimos años. Ejemplos como la brecha sufrida por Yahoo -se estima que se robaron 500 millones de registros- o la hazaña de un spammer llamado River City Media, que filtró, entre otros, detalles de 1.370 millones de direcciones de correo electrónico, están en el recuerdo.

Pero también porque se trata de una oportunidad para la empresa. Ya se sabe que todo cambio es una puerta abierta a nuevas oportunidades, y ésta es importante. GDPR se presenta como la ocasión ideal para que las empresas procedan a limpiar, administrar y asegurar los datos vulnerables con los que trabajan. En consecuencia, la puerta abierta a nuevas oportunidades de negocio, pues todo este proceso requiere una limpieza de datos, pero también ayudará a las empresas a ahorrar dinero, a ser más competitivas y a estar más preparadas de cara a los retos que presente el mercado en el futuro.

Interesante, ¿verdad? Y lo mejor de todo es que, si lo desea, puede contar con compañía para afrontar este proceso, pues Kaspersky Lab puede ayudar a las empresas a contar con un plan de ataque que les permita estar listas para trabajar con el nuevo GDPR.

¿Está la suya preparada para asumir el reto?

INFORMACIÓN ADICIONAL

 

GDPR: ¿Cómo puede ayudar Kaspersky Lab a los clientes a cumplir la nueva normativa de protección de datos?