Banca
Internet
Android
Ciberseguridad
Amenazas
Inteligencia artificial
ransomware
Machine learning

Ciberseguridad en el sector financiero: principales tendencias y amenazas

La ciberseguridad se ha convertido en una prioridad para el sector financiero. Cada vez más y más usuarios son digitales y eso convierte a la seguridad en un área estratégica para dicho sector. Ahora, qué tendencias se mueven dentro del mismo y, lo que es más importante, a qué amenazas se enfrenta es lo que vamos a analizar a continuación.

banca concepto

 

Los usuarios son cada vez más digitales. Por eso, empresas, organismos y entidades de todo tipo tratan de dar cumplida satisfacción a los deseos y necesidades de aquéllos. Uno de los últimos en subirse a esta tendencia de digitalización es el sector financiero.

Y es que la tecnología trae consigo un nuevo panorama. Una pregunta: ¿cuánto tiempo hace que no actualiza la cartilla del banco? ¿Y cuánto que no acude a ventanilla para pagar tal recibo o cual impuesto? Los nuevos tiempos, Internet. Comodidad, ante todo.

Pero la comodidad que supone usar Internet para realizar cualquier gestión bancaria también tiene su némesis. Robos de identidad, estafas, fraudes financieros, etcétera, son algunas de las amenazas a las que recurren los amigos de lo ajeno. De ahí la necesidad de garantizar la seguridad del usuario, y asimismo de las plataformas digitales de la Banca, mediante los más avanzados sistemas y técnicas.

Valga como referencia este dato: según un reciente estudio de Kaspersky Lab, un incidente relativo a los servicios de banca electrónica tiene un coste promedio para la entidad financiera de 1,6 millones de euros, un poco más del doble del coste de recuperación ante un incidente de malware, que suele llegar a alcanzar los 750.000 euros.

¿Es para echarse a temblar? No si se opera con la debida seguridad y se toman en cuenta las medidas habituales a la hora de navegar por el ciberespacio. Porque amenazas, haylas, y cada vez son más dañinas. Empezando por un sospechoso habitual de esta página como es el Ransomware. Ataques que, según la empresa de ciberseguridad VU, se incrementarán en los próximos meses con un componente de machine learning e inteligencia artificial. Hasta el punto que, según está compañía, se puede disponer de un perfil transaccional de una persona, hacer el análisis de qué dispositivos usa y en qué momentos del día, desde qué ubicaciones, etcétera. Y, a eso, basta con añadirle analítica o algoritmos.

Luego está el malware que viene. Hablamos de amenazas tales como Dridex -programa intruso capaz de apoderarse de las contraseñas y de realizar transacciones fraudulentas a gran velocidad. En este caso, los ciberdelincuentes se basan en la suplantación de correos para hacerse pasar por entidades- o Marcher. Este último es un troyano basado en Android y que ya tiene como objetivo distintos bancos latinoamericanos.

Conocidas las amenazas, es momento de hacer un repaso a las tendencias más significativas del momento para hacer frente a aquéllas. Lo esencial es disponer de una solución de seguridad instalada en el equipo y convenientemente actualizada para evitar sustos. Después, no viene mal echar un vistazo a las últimas tendencias en seguridad del momento en lo que al sistema financiero se refiere. No en vano, y según el mencionado estudio, el 61% de los incidentes de ciberseguridad que afectan a la banca electrónica implican toda una serie de costes colaterales muy importantes para la entidad atacada. A destacar: pérdidas de datos, daños en la reputación de la marca o de la empresa, filtraciones de información confidencial, etc.

En este caso, hablamos -y nunca mejor dicho- de la voz como uno de los factores biométricos menos intrusivos y que mejor resistencia ofrece ante las amenazas. A lo que hay que unir también el reconocimiento facial como otro valor a esgrimir para defenderse de aquellas amenazas.

Elementos, en suma, para conocer una tendencia que no para de crecer. Bancos y usuarios lo saben, y también los ciberdelincuentes. Se trata de ponérselo difícil a estos últimos. Y cuanto más, mejor.

INFORMACIÓN ADICIONAL

 

¿Podría tu empresa sobrevivir al ataque de un cryptor? Aprende a protegerte frente al ransomware de cifrado.